Anuncios
Últimas Noticias

EL POLCÁN YUCATECO, UN ALIMENTO PREHISPÁNICO QUE SE CONSERVA HASTA NUESTROS DÍAS.

El “polcán” es un delicioso antojo yucateco, que compite con el panucho, el salbut, y las empanadas, en el estado de Yucatán, Mexico. Alimento muy sano y con ingredientes naturales. Si visitas Yucatán, no dejes de probar un delicioso “polcán”, seguro que te encantará.

EL POLCÁN YUCATECO, UN ALIMENTO PREHISPÁNICO QUE SE CONSERVA HASTA NUESTROS DÍAS CON SUS INGREDIENTES ORIGINARIOS.

Preparado con masa de maíz, pepita de calabaza, ibes (especie de frijol blanco), epazote, y hojas de cebollina; el polcán yucateco conserva el origen de la cocina prehispánica. Su relleno es conocido como “toksel”, y respetando la explicación que los expertos hacen de la palabra y su significado en lengua maya, la tradición oral de las abuelitas nos dice que en la parte final de su cocción se utiliza un pedazo de una piedra muy dura y muy pesada, que se conoce como “tok” al rojo vivo. Por cierto esa piedra es común encontrarla en los alrededores del CENOTE KIKIL y se sabe que los mayas, que habitaron la población de KIKIL, la utilizaban como moneda para su intercambio comercial, por su dureza para fabricar herramientas, armas y utensilios de cocina.

La piedra “tok” si se le golpea emite un sonido metálico similar al de una campana. La pila bautismal de la Iglesia de KIKIL es de piedra de “tok” de una sola pieza, y su pedestal y base de otras dos.

La preparación del “toksel” se realiza de la siguiente manera: se ponen a cocer los ibes en poca agua, con una rama de epazote, hasta 2/3 de su cocción, para que no se suavicen demasiado. Luego se escurre el agua y se mezclan los ibes con la pepita de calabaza, previamente tostada al comal y molida, la cebollina finamente picada, y sal al gusto. Una vez hecha la mezcla se coloca en una olla, de preferencia de barro, se le abre un agujero al centro a la mezcla, se le coloca la piedra “tok” al rojo vivo, y se cubre con la mezcla. Se tapa la olla, para que haga un efecto de horno, y la mezcla se seque.

toksel

Mientras tanto se prepara la masa de maíz con sal y se revuelve hasta que tenga una consistencia fácil de manejar. Se toma en las manos un poco de masa, se forma una bola, y con los dedos se le hace una agujero al centro donde se colocará una poco del “toksel”, se cierra y moldea para dejarla con una forma alargada de unos 10 cm de largo y unos 3 cm de diámetro. Por su forma es conocido como “polcán” que significa en lengua maya cabeza de serpiente. Una vez preparados los “polcanes” se fríen en manteca de cerdo (actualmente se fríen en aceite vegetal comestible) hasta que queden doraditos.

Para servir los “polcanes” se abren a lo largo por la mitad (sin que se separen las dos partes) y se rellenan de cebolla morada finamente picada, curtida con “naranja agria” y sal, a la cual se le puede poner chile habanero finamente picado y sin semillas.

El “polcán” es un delicioso antojo yucateco, que compite con el panucho, el salbut, y las empanadas, en el estado de Yucatán, Mexico. Alimento muy sano y con ingredientes naturales. Si visitas Yucatán, no dejes de probar un delicioso “polcán”, seguro que te encantará.

(Artículo especial para el RESTAURANTE KIIK-CHÉ del Parador Turístico del CENOTE KIKIL)

Anuncios