POEMA DEDICADO A KIKIL EL DE SAN FRANCISCO

KIKIL, EL DE SAN FRANCISCO
 
Muy cercano a Tizimín
Se encuentra un sitio sin par
Que te invito a conocer
Es su historia sin igual
Su cenote majestuoso
Y su plaza es un lugar
Donde descansa el viajero
Que comienza a preguntar
Qué hermoso lugar es este,
A dónde vine a parar.
 
Una ceiba centenaria
Que en su plaza principal
Ha visto pasar los años
Y su esplendor decaer
A sus gentes emigrar
Y sus glorias ignorar
Es Kikil y su convento
Con su Iglesia colonial
Que con dignidad resiste
Como un coloso en el mar.
 
Algún día estoy seguro
KIKIL a de recobrar
Su Iglesia de San Francisco
De Asís que retornará
Majestuosa y renaciente
Por sus fieles que algún día
A la sombra de su ceiba
A todos recordarán
La grandeza de su historia
Que todos admirarán.
 
Franciscanos que algún día
En su convento habitaron
Repicarán las campanas
Que por siglos escucharon
Parroquia de San Francisco
Donde un mil fieles oraron
Ceiba que les diste sombra
Mayas que le dieron nombre
KIKIL el de San Francisco
Tantas veces añorado.
 
(Original del Prof. Hugo Rodríguez Núñez / 4 de octubre 2014)

A %d blogueros les gusta esto: