CHANCENOTE, UNA COMISARÍA DE TIZIMÍN CON HISTORIA PREHISPÁNICA Y COLONIAL DE MÁS DE 400 AÑOS.

MI CIUDAD NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA.

Hacer visible lo invisible, rescatar la información que no solo merece ser conocida, sino que es prioritario que sea del dominio popular, para crear una cultura de lo nuestro y fomentar el orgullo de formar parte de estas tierras y ser parte de su gente.

CHANCENOTE, UNA COMISARÍA DE TIZIMÍN CON HISTORIA PREHISPÁNICA Y COLONIAL DE MÁS DE 400 AÑOS.

Son muchos y muy variados los sitios de Tizimín que tienen una riqueza histórica desconocida por propios y extraños. Investigadores van e investigadores vienen a la zona a realizar sus trabajos, los difunden a través de sus textos científicos en libros y revistas especializadas, y los sujetos que viven y son los protagonistas de esos lugares, desconocen su propia historia.

Localizar primero, y luego leer infinidad de páginas, no está al alcance del común de la población. Por eso en la red, en unas pocas líneas, y con un lenguaje sencillo, tratamos de difundir un poco, de lo mucho que Tizimín y la Región Litoral Oriente de Yucatán esconde. Información que no solo merece ser conocida, sino que es prioritario que sea del dominio popular, para crear una cultura de lo nuestro, y fomentar el orgullo de formar parte de estas tierras y ser parte de su gente.

En el año de 1576 se funda el Convento de San Francisco de CHANCENOTE, y en 1579 los frailes franciscanos se hicieron cargo de su administración. En 1582 la administración fue devuelta al clero secular. Su Iglesia está dedicada a San Román y se edificó hasta mediados del siglo XVIII.

La Iglesia de San Román de CHANCENOTE solo conserva una de sus torres en mal estado. La Iglesia de San Román de CHANCENOTE es de una nave única de ábside cuadrada, consta de una bóveda de cañón apoyada en muros de carga, al igual que su presbiterio. Su coro ya destruido fue de techo plano, de vigas de madera apoyadas en el muro de la fachada.

La NAVE de la iglesia tiene 11.20 metros de ancho; el alto de 14.10 metros; y la profundidad de 40.07 metros.

El CORO tiene 11.20 metros de ancho; 7,24 metros de alto; y 4.30 metros de profundidad.

El PRESBITERIO tiene 8.07 metros de ancho; 6.00 metros de alto hasta el arranque de la bóveda; y 10.50 metros de profundidad.

El ancho de los MUROS es de 3.10 metros. El alto de los MUROS hasta el arranque de la cubierta es de 8.35 metros.

Las Iglesias Virreinales con estructura espacial conventual de Yucatán del siglo XVIII, eran iglesias de una nave única rasa, presbiterio rectangular, y coro a los pies. Muchas conservan su capilla de indios como presbiterio. Miguel Bretos en su obra “Arquitectura y arte sacro en Yucatán” menciona sobre la Iglesia de CHANCENOTE lo siguiente: “…Al tiempo de la visita pastoral de Padilla en 1754, las nave de paredes dobles estaba techada de guano a dos aguas. La bóveda y la hermosa fachada datan por lo tanto de algún tiempo después”. CHANCENOTE en tiempos prehispánicos perteneció al cacicazgo de los “TASES”.

APOLINAR GARCÍA Y GARCÍA fue un destacado abogado e historiador de la guerra de castas; guerra que le tocó vivir siendo niño, perdiendo a sus padres. Nació en CHANCENOTE distrito de Tizimín, el 26 de julio de 1836. En 1846 con su familia se traslada a Mérida y en 1860 recibió el título de abogado. En 1864 obtuvo el cargo de JUEZ DE LETRAS EN IZAMAL y ocupó diversos cargos públicos, hasta su muerte en 1886. Su padre fue víctima de la guerra racial. En 1865, Apolinar García y García escribió en su libro “HISTORIA DE LA GUERRA DE CASTAS EN YUCATÁN” que tenía tan solo diez años cuando estalló la rebelión indígena y a los doce ya era huérfano. (Esta historia continuará…)

(Tizimín, Yucatán a 8 de diciembre de 2020 / Hugo Rodríguez Núñez)

A %d blogueros les gusta esto: